Páginas vistas en total

domingo, 26 de febrero de 2012

¿EXISTE LA MALDICIÓN?

Se llama maldición a la expresión de un deseo maligno dirigido contra una o varias personas que, en virtud del poder mágico del lenguaje, logra que ese deseo se cumpla. Gramaticalmente, se trata de oraciones con modalidad desiderativa (lo mismo que las bendiciones con el verbo en subjuntivo. Así, son ejemplos de maldiciones mal cáncer te coma, que te parta un rayo o así te estrelles.
Según la creencia popular , las maldiciones pueden también afectar a edificios (por lo que se habrá de casa encantadas, embrujadas o malditas).
El relato que a continuación expongo, lo viví en primera persona, ocurrió en una empresa de la localidad de Terrassa.
Era el año 1993 el chico cuyo nombre ficticio , sera Jaime , trabajaba en una sección de una empresa , por una serie de motivos , fue trasladado a la sección donde ejercía mi trabajo.
Jaime era un chico muy introvertido, encerrado en su mundo, pero la verdad cumplía con su trabajo y no se metía con nadie.
Con el paso del tiempo , el encargado y el ayudante le empezaron a coger manía a Jaime , hasta el punto que era raro el día que no la tuviera con él.
La verdad que Jaime tenia motivos para quejarse de como él le dejaban la faena, pero para el el encargado y el ayudante , era oído sordos, el culpable era el .
Los compañeros no entendía el comportamiento hacia Jaime, como he dicho era un chico diferente a los demás, muy encerrado a si mismo , pero él no hacia nada por fastidiar a los demás.
Se dice que en la vida mas vale caer en gracia que ser gracioso , eso le pasaba a Jaime , no haber caído en gracia al encargado y al ayudante.
Las semanas anteriores ha su marcha , Jaime iba al trabajo muy decaído , sabia lo que le esperaba, lo hiciera como lo hiciera , empezó a maldecir aquellos dos, le deseaba lo peor , la verdad que los compañeros alguna vez recriminamos, aunque con razón Jaime decía palabras muy duras, Jaime despertó un odio hacia aquellas dos personas .
Hablaba de rituales, decía que aquellos dos , no seguirian haciendo daño a nadie mas .Lo que Jaime hablaba para algunos le parecía que era fruto de odio que cogia y lo que decía hacer era fruto de su imaginación .
Para mí Jaime sabia lo que hacia, estaba bien informado y creo que él estaba ejerciendo algún tipo (digamos de magia negra).
Jaime marchó de la empresa , no podía seguir mas , estaba muy afectado, que incluso le afectaba a su salud.
A los pocos meses , fruto de la casualidad o no , quiero pensar lo primero , el encargado empezó tener un comportamiento raro .Cogio la baja por depresión, volvió a los seis meses, duro poco tiempo trabajando, cogió la baja definitiva , termino en una grande depresión.
El ayudante , en el mismo año tubo un accidente de trafico, quedando no apto para seguir trabajando.
El caso Jaime me ha dejado muchas dudas, si algunas personas son capaces de ejercer algún mal hacia otro, fruto de la casualidad o no las palabras de Jaime se cumplieron , el encargado y el ayudante, dejaron sus puestos por motivos desagradables.